Hábitos para preparar a nuestros hijos/as

¿Qué hábitos serían los que debemos tener en cuenta desde que son pequeños?

Es fundamental que vayan adquiriendo responsabilidad y autonomía a la hora de preparar la bolsa y todo lo necesario para un entrenamiento, sin olvidarse del agua, algo de comida por si les entra hambre y alguna muda de más. Lo mismo con el colegio y para ello la agenda escolar resulta fundamental.

Para socializar y superar la vergüenza de la comparativa y normalizar el vestuario es importante que aprendan a ducharse siempre tras acabar la práctica deportiva. A ser posible en el pabellón, y si no fuera posible, un cambio de ropa completo para no irse sudado y enfriarse.

¿Qué hábitos serían los que debemos tener en cuenta desde que son pequeños?

1.   Educar desde la INDEPENDENCIA:

En casa desde pequeños deben recibir una serie de hábitos en su conducta y colaboración de equipo familia. Al hacerse cargo de su higiene y el orden de su cuarto, cumpliendo los hábitos de cepillarse los dientes, dejar la ropa sucia en su sitio, ordenar el cuarto después de estudiar por ejemplo y tareas de este tipo que repitan cada día.

2.   Comunicación ASERTIVA:

Además de educar en unos patrones de conducta que en ellos van a crear uno hábitos de futuro, debemos saber comunicarnos con ellos/as de una forma asertiva.

Debemos saber decir lo que pensamos de una forma considerada, saber en que momento dar una lección para una mejor comprensión del habito y en otro momento saber premiar con palabras elogiadas, valorando su esfuerzo y superación. Tanto en su entrenamiento, como en casa acciones que sean para los demás para que el ayudar y ponerse en el lugar del otro sea otro hábito.

3.   Es importante ESCUCHAR:

Aunque existe la creencia de que hablar y expresar la idea de forma verbal ya sea para tomar decisiones como a la hora de negociar acuerdos llegados con nuestros hijos/as, escuchar de forma atenta también forma parte de un buen hábito en la educación de nuestros hijos/as.

Para la comprensión de lo que les transmitimos verbalmente debe tener una coherencia con saberles escuchar, de esta forma les haremos sentir esa confianza que se generará y una mayor empatía.

De manera constante, la comunicación con ellos debe ir acompañada, de saber escuchar para que ellos a su vez sepan empatizar y hacer lo mismo para con nosotros.

4.   Saber EXPRESAR EMOCIONES:

Habituarse a expresar las emociones debería ser algo prioritario, para una buena estabilidad familiar. Tener miedo a la frustración, abusar de la ira o no expresar la tristeza son problemas que nos encontramos a diario.

Los niños desde pequeños deben conocerse y tener capacidad para ir conociendo a sus iguales, expresar lo que sienten y aprender de las emociones y las experiencias. Solo así irán educándose en inteligencia emocional y podrán ir encontrando equilibrios entre pensamientos, emociones y acciones.

5.   Habilidades y COSTUMBRES:

Las habilidades en casa forman parte de una buenas costumbres, es lo que confirma la manera de ser. Cada uno de nosotros tiene habilidades propias que nos hacen únicos y especiales, para ello es importante saberlas expresar y tolerar, siempre y cuando sea sumar en el núcleo familiar.

Está claro que todo lo que aprenden en casa les va a ser de ejemplo fuera de ella, al mostrarse en otros ámbitos en los que ha de expresarse con toda naturalidad, su forma de ser.

“Los buenos hábitos se aprenden en el hogar”

Deja un comentario

Suscríbete a nuestra newsletter

Apúntate y sé el primero en recibir información sobre nuevos cursos, eventos y promociones.